Tiro monedas al aire, pero hasta ahora nunca las pude agarrar.

Al actualizar los repositorios en Ubuntu con apt-get o aptitude, se descargan las traducciones, lo que provoca que se tarde aún más. Podemos indicar al apt que no queremos más que se descargue. Así que manos a la obra.

OBS:

  • Probamos en Ubuntu 13.04, pero debería de funcionar en cualquier versión de Ubuntu y derivados.

 

Entramos a la consola y escribimos:
sudo nano /etc/apt/apt.conf.d/99Translations

Agregamos:
Acquire::Languages "none";

Ahora guardamos el archivo (Control + o), y luego lo cerramos (Control + x).

Volvemos a entrar a la consola y escribimos:
sudo aptitude update

Y se podrán dar cuenta que ya no se descarga más las traducciones lo que provoca que sea más rápido. 🙂
Fuente: CRySOL

Comments

comments


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.