Tiro monedas al aire, pero hasta ahora nunca las pude agarrar.

KDE es uno de los escritorios de GNU/Linux que hasta ahora nunca me convenció del todo. Siempre intento usar, pero después de un tiempo lo abandono, porque me parece muy complicado y estoy mucho más acostumbrado a Gnome y sus forks. Las veces que veo una nueva versión o actualización, me da ganas de probar. Hoy es uno de esos días y voy a probar. Veremos lo que sucede en el camino. 😛

Obs:

  • Usamos Debian Strecth (testing) de 64 bits.

Entramos a la terminal y tecleamos lo siguiente:
sudo aptitude update
sudo aptitude install kde-standard kde-l10n-es kdeartwork gtk2-engines-oxygen gtk2-engines-qtcurve

Una vez instalado KDE Plasma, debemos de reiniciar el sistema y cuando aparece para loguerte seleccionas como escritorio Plasma.

KDE Plasma en Debian Stretch
KDE Plasma en Debian Stretch

Comments

comments


Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *